aaaaaaaaaaaaa

 

Análisis Final:

Para brillar se requiere un gran trabajo

por Juan Carlos Grassi

La provincia de Córdoba brilló ante los ojos del mundo como sede del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, que cada tres años celebra al idioma que hablan alrededor de 577 millones de personas y que se realizó por segunda vez en la Argentina (el nuestro es el único país que fue sede por partida
doble).

La docta se superó a sí misma y fue una sede ejemplar al completar el famoso círculo virtuoso del turismo de reuniones: se garantizó la calidad de los 12 recintos, se invirtieron más de $1.000 millones en la remodelación del Teatro del Libertador General San Martín y la construcción del Centro de Convenciones Córdoba para 4.900 personas cuya agenda ya está en marcha; se fomentó la integración de todos los cordobeses mediante la realización de numerosas
actividades culturales paralelas (solo el Festival de la Palabra convocó a 10.000 personas); y, además, se capacitó al personal encargado de recibir nada menos que al presidente de la Nación, Mauricio Macri, y a los reyes de España, entre
otros 263 oradores de todo el mundo. En su recepción, se puso el acento hasta en los mínimos detalles. Por caso, en la Suite Presidencial del Sheraton Córdoba Hotel, en la que se hospedaron sus majestades, Felipe VI y Letizia, los esperaban
cajas de los tradicionales alfajores Chammas y dos ejemplares del libro Exposición Nacional de Córdoba de 1871. El inicio de la agroindustria argentina, un privilegio para el autor, que además suscribe estas líneas.

Este excelente desempeño rindió sus frutos, porque la ocupación hotelera de la ciudad estuvo colmada y se generaron cientos de puestos de trabajo. La labor articulada y profesional de las diferentes partes el Gobierno, las instituciones, los
proveedores y los ciudadanos consolidó el principio de un nuevo horizonte para la provincia de Córdoba como sede y puso alta la vara para el resto de la industria de eventos.

En este sentido, otra noticia auspiciosa es que la Argentina encendió las turbinas en los preparativos de la Expo Universal Dubái 2020. El pasado 18 de marzo, la Comisión Interministerial a cargo de la participación nacional acordó que el comisario General del pabellón argentino será Hernán Lombardi, secretario de Gobierno del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, y que como comisario General Adjunto se desempeñará Diego Capelli, asesor de la Secretaría de Asuntos Estratégicos. La designación de Lombardi, principal promotor de las Expos Mundiales en el Gobierno, es un paso adelante en el camino hacia los Emiratos Árabes Unidos, donde la Argentina deberá dejar la mejor impresión.

Allí, el mundo nos medirá como los próximos anfitriones de una megamuestra global: la Expo 2023 Buenos Aires, que será un antes y un después para nuestro país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Copyright Editorial Ferias&Congresos. 1997-2019. Todos los derechos reservados.